Colección Cítricos de Terraza

Los cítricos, se caracterizan desde el punto de vista nutricional, por ser fuente de vitaminas (vitamina C, ácido fólico y pro vitamina A), minerales (potasio, con un ligero efecto diurético) y flavonoides (sustancias fotoquímicas con efecto antioxidante). Ahora no hace falta tener un terreno para poder cultivar estos árboles, basta con tener un cítrico de terraza y poder disfrutar de sus frutos.

Hola Greenlovers, ¿cómo lleváis la semana? Nosotros muy bien, sin parar de trabajar y buscando las novedades del mercado. Y hablando de novedades tenemos que hablar de nuestra colección de cítricos de terraza. Y es que ¿a quien no le gustaría poder consumir los frutos de su propio árbol?. ¡EMPEZAMOS!

A nivel general todos los cítricos necesitan mucha luz para favorecer su crecimiento. Por lo que sitúa la planta en un lugar claro y soleado, ya que la luz del sol es imprescindible para el crecimiento de sus frutos. Los árbo­les frutales no resisten las heladas y un ambiente demasiado frío detiene su crecimiento y demasiado seco provoca la caída de los frutos. Por lo que en invierno una temperatura entre 15 y 18º C, será la adecuada.  Respecto al riego, lo haremos diariamente en verano y semanalmente en invierno, comprobando siempre que la tierra no esté empapada y que tenga un buen drenaje.

¿Qué hacemos con nuestros cítricos en invierno?

En invierno, el abonado de los citrus debe cesar y el riego disminuir. Durante esta época del año podemos poner nuestros cítricos dentro de casa, pero hay que tener en cuenta algo muy importante: Deben situarse en un lugar muy iluminado, expuesto al sol preferiblemente, pero lejos de los radiadores: el calor y la sequedad de la calefacción los perjudican. En el caso de ejemplares grandes o plantados en el suelo, se pueden cubrir con unas bolsas de plástico especiales que encontrarás en los centros de jardinería. Una vez que ha pasado el riesgo de heladas, los ejemplares se pueden llevar nuevamente al aire libre. 

 

Y ahora vamos ha hablaros de nuestra colección;

Empezamos por el calamondín, este es un árbol frutal que se puede tener en maceta durante toda su vida, ya que no suele superar los 2m y no necesita de mucho espacio para poder crecer. Además, tiene hojas perennes, por lo que se puede utilizar como planta ornamental durante todo el año. 

El árbol no podía faltar en nuestro post es el naranjo (Citrus sinensis) es un árbol frutal de origen oriental que se ha instalado en las zonas mediterráneas tan eficientemente que muchos creen que su origen real son estas tierras. Es originario de China, llevado a occidente por los árabes. Se desarrolla bien en climas suaves y cálidos, y en la Península Ibérica se cultiva sobre todo en Valencia y en zonas de las Tierras del Ebro, donde se suelen regar por inundación unas tres veces al año. La naranja es la fruta más consumida del mundo. De cada dos litros de zumo que se consumen en el mundo al día, uno es de naranja.

Otro de nuestros cítricos estrellas es el limonero. Tener una árbol limonero en una terraza puede ser un verdadero lujo. Además de ser una planta de hojas brillantes, nos regala sus frutos, muy útiles en la cocina mediterránea. Y no solo conformándonos con eso, es una planta que no requiere de un cuidado elevadamente especial para que luzca en su mejor esplendor.

Colección cítricos de terraza

Nuestro tercer árbol es el de la lima (Citrus aurantiifolia), es originario del continente asiático, en donde crece en los climas más suaves y cálidos. Tiene un crecimiento rápido hasta los 3-4 metros de altura, y posee hojas perennes de color verde. Sus pequeñas y hermosas flores, tienen 4 pétalos de color blanco. El fruto, la lima, a diferencia de otros frutales, se consume cuando adquieren el color verde. Se trata de una planta que te permitirá controlar su desarrollo de una manera muy sencilla. Además, al no crecer mucho, lo puedes tener en macetas durante toda su vida, o en jardines pequeños.

El Kumquat, esta fruta exótica también está en nuestra colección. Una especie procedente del este de Asia. También llamada naranja enana o naranjo chino por su procedencia, aunque este segundo nombre dista mucho de la semejanza del resto de cítricos o naranjas. El Kumquat es de color naranja y pequeño. Están cubiertos por una “piel” fina y fácil de quitar. Y es el único cítrico que te come con piel. Como es un cítrico su sabor es un poco ácido, aunque no tanto como otros, este posee una mezcla de matices dulces y ácidos. Por otro lado tenemos el limequat es visiblemente muy parecido al kumquat. Sin embargo, tiene un tamaño más pequeño y forma ovalada. Su tono es amarillento y se acerca en algunas ocasiones al color verdoso. La piel puede tener sabor dulce, pero la pulpa del interior es una mezcla entre dulce, ácido y amargo. 

Otro árbol frutal muy decorativo, es el  pomelo (Citrus x paradisi), ideal para tener en jardines tanto pequeños como amplios, e incluso en macetas, ya que su altura no sobrepasa los 6 m, y no es invasivo.

El mandarino (Citrus reticulata) como el resto de cítricos pertenece a la familia de las Rutáceas y tiene su origen en el sur de Asia. El mandarino es un arbolito de hoja perenne que apenas pasa de los dos metros de altura. Esto puede ser una ventaja si no dispones de mucho espacio en el jardín; incluso lo hace muy apropiado para el cultivo en maceta. Otro punto a favor son sus bonitas flores blancas similares a las flores de azahar de naranjos y limoneros. 

El caviar cítrico (Citrus australasica) es otro de los ingredientes de la nueva cocina, surge de un pequeño árbol que crece en el sotobosque subtropical australiano. Dicho arbusto mide entre 2 y 6 metros de altura, de hojas pequeñas y flores blancas. El fruto, es un cilindro de unos seis centímetros, con piel de variados colores según la variedad, pues se calcula que hay unas 75 variedades. Es muy curioso abrir el fruto del Caviar cítrico y ver en su interior las pequeñas bolitas que estallan en el paladar refrescándolo, limpiando los sabores del plato que acompaña.

Y por último, uno de los más exóticos. Pocos cítricos (y, en realidad, pocos árboles) llaman tanto la atención como el limonero Mano de Buda. Se trata de un arbusto o pequeño árbol frutal perennifolio originario del nordeste de la India y de China cuyo nombre científico es Citrus medica var. sarcodactylis. Crece hasta alcanzar una altura máxima de 5 metros, con una copa formada por ramas largas e irregulares cubiertas de espinas. Sus hojas son largas, con un tamaño de 10 a 15 centímetros. En primavera brotan sus flores blancas y fragantes en grupos. Una vez que son polinizadas comienza a madurar el fruto, el cual tiene la cáscara gruesa y una pequeña cantidad de pulpa ácida. No tiene jugo, ni a veces semillas. También desprende un aroma muy agradable, tanto es así que es usado para perfumar habitaciones.

Bodegón Mano de Buda

 

Si quieres saber más sobre nuestra colección aquí puedes descargar nuestro Catálogo de Cítricos. Y hasta aquí nuestro Post de esta semana, espero que os haya parecido interesante, si queréis más post así o tenemos dudas sobre este, no dudes en dejarnos un comentario. Feliz semana GreenLover y hasta la próxima.

 

 

 

¡Déjanos un comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba