Aromaterapia: El arte de los aceites esenciales

Buenos días Greenlovers, ¿Cómo lleváis la semana?.

Hoy vamos a dedicar este artículo a las plantas aromáticas y sus múltiples aplicaciones.

La Aromaterapia es una disciplina terapéutica que aprovecha las propiedades de los aceites esenciales extraídos de las plantas aromáticas, para restablecer el equilibrio y armonía del cuerpo y de la mente para beneficio de nuestra salud y belleza.

 

¿Cómo obtener el aceite esencial?

Los aceites esenciales se obtienen de varias formas, desde por presión hasta por destilación por vapor. Pero para poner en práctica los métodos anteriores debemos contar con equipo concreto y avanzado, por lo que os recomendamos la maceración, ya que no necesitamos más que un bote de cristal esterilizado y con cierre hermético, un aceite base o portador y las plantas que vayamos a usar.

El método de maceración para la obtención de aceite esencial de plantas medicinales consiste en poner un tercio de la capacidad del bote de cristal con la planta medicinal cortada o machacada ligeramente y terminamos de llenar el bote con el aceite base (oliva virgen extra, nuez de macadamia, almendras dulces, argán, coco, etc). Guardar en lugar oscuro y fresco durante 4 a 6 semanas. Después se cuela y se guarda en un frasco de cristal opaco para que ayude a conservar los principios activos que ha liberado la planta y ahora se encuentran en el aceite.

Si pinchas aquí podéis ver perfectamente cómo extraer los aceites esenciales a través de la maceración

 

¿Cómo preparar la mezcla?

Se utilizará como base un aceite vegetal con el que se mezclará los aceites esenciales. Recomendamos el aceite de nuez de macadamia, ya que esta se mezcla rápidamente con la grasa de la piel.

  • En primer lugar introducimos las gotas de aceites esenciales en un frasco.
  • Calculamos la cantidad suficiente de aceite vegetal para un frasco de 50mm y lo añadimos junto a las gotas de aceites esenciales.
  • Agitamos y ya tendríamos nuestra mezcla.

 

¿Qué uso le damos a los aceites esenciales?

Los aceites esenciales se pueden usar por vía cutánea, por dispersión ambiental, o incluso como perfume.

Es muy importante que tanto los niños como las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, solo utilicen estos aceites bajo prescripción médica.

 

Si queremos usarlo en dispersión ambiental, lo mejor es mediante un difusor eléctrico. Este difusor lo que hace es pulverizar los aceites esenciales de forma muy fina a través de un chorro de aire seco, haciendo que estos se queden en suspensión en el ambiente. Los aceites esenciales se utilizan en su forma más pura en el difusor. Para sanear, limpiar el ambiente o favorecer el sueño. Durante la pulverización de los aceites en el difusor nadie debe estar presente en la estancia.

Otra forma de usarlo es mediante vía cutánea poniendo una o dos gotitas en sitios claves de nuestro cuerpo. A veces se usa en sitios específicos de nuestra casa, por ejemplo el aceite esencial de lavanda se suele aplicar con unas gotitas en nuestra almohada, esto ayuda a conciliar el sueño y a la relajación.

 

Esperamos que os haya gustado Greenlovers, y si queréis que el próximo artículo vaya dedicado a los diferentes tipos de aceites esenciales y para que se usa cada uno de ellos, no dudes en escribirnos.

 

No olvidéis que ya ha empezado la campaña ‘Save the planet, plant a tree’. Pásate por nuestro artículo pinchando aquí y ¡ÚNETE AL RETO!.

 

Feliz semana Greenlovers!

 

¡Déjanos un comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba