EL REY DEL INVIERNO: EL PENSAMIENTO

El Pensamiento es la planta de temporada que reina en invierno y lo podemos encontrar de muchos colores. Claro está no podemos dejar de lado la Poinsettia, a la que dedicaremos un artículo también solo para ella. Pero la Poinsettia en este caso está asociada a la festividad de la navidad.

Volviendo al pensamiento. Gracias a él, en invierno podemos alegrar muchas áreas de nuestro jardín dándo color y alegría por su variedad de colores.

El Pensamiento proviene de las violetas, siendo estos menos olorosos quizás. Nace en la Europa continental.

Está es una planta de exterior, por lo que debemos ponerlo a pleno sol para que florezca bien y en todo su esplendor. Al contrario que otras plantas de invierno no necesitan mucho espacio, dejando 20cm entre cada planta puede estar bien, no necesita más.

Al ser una planta delicada debemos tener en cuenta su especial riego. Para ello, no debemos mojar las hojas porque el agua se acumula en ellas y puede favorecer a la aparición de hongos y bacterias. Esto ocurre, debido a que, en épocas frías el agua se evapora menos y tiende a acumularse si regamos directamente las hojas.

El riego es usual. Debemos regarla casi cada día, no podemos dejar que su sustrato se hiele.

¡Recuerda! Si tu pensamiento empieza a marchitarse con el buen tiempo, es completamente normal ya que, es una planta de temporada. Si dejamos que sus propias semillas caigan al suelo, al año siguiente volverán a germinar. Por ello, no es necesario podar los pensamientos, ellos mismos suelen regular su crecimiento y su forma.

¿Sabías que…?

La AGENCIA EUROPEA DEL MEDICAMENTO aprueba su uso para tratar afecciones cutáneas seborreicas leves y según la COMISION EUROPEA está indicada en uso externo en costras lácteas de los niños.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *