Si las abejas desaparecen, solo nos quedarían 4 años

Las cifras inquietan, y las más alarmantes están en Europa y Estados Unidos, donde las comunidades de abejas se han reducido considerablemente. La península de Yucatán, juega en México un papel fundamental. La ciudad de Quintana Roo cuenta con un santuario para preservar a la especies.

 

Buenos días #Greenlovers, hoy venimos a hablar de un problema real que nos inquieta a todos. Vamos a dedicar este post a las abejas, y a su gran labor e importancia en nuestra naturaleza.

Sin la tenaz y amorosa labor de los insectos polinizadores masajeando estambres y pistilos, alegrando a las flores de los bosques, las praderas o las selvas, se reduciría considerablemente la habitabilidad de nuestro planeta. Los agricultores los conocen bien desde que nos volvimos sedentarios y empezamos a trabajar la tierra, y saben que sin ellos no habrá cosechas. Los insectos polinizadores han fabricado las semillas del mundo anterior a nuestra propia existencia. Para que un árbol dé frutos necesitamos que estos insectos polinicen sus flores. Las abejas son mucho más importantes de lo que pensamos, a través de la polinización preservan la diversidad y la producción de alimentos depende en gran medida de ellas.

Cuando éramos niños, nos liábamos un poco con la geografía y la vegetación, pero lo que si que teníamos claro, era que los insectos polinizadores eran los artífices de las frutas, de las almendras, de los tomates, de los pepinos o de las pipas. Las abejas domésticas, en muchas partes de Estados Unidos, las tienen agotadas trabajando a destajo, viviendo en colmenas móviles en grandes camiones que recorren numerosos estados polinizando todo tipo de cultivos.

Para que nuestra vida tenga sentido y sea sana, tienen que existir estos seres diminutos que vibran emocionados con el polen, y quieren saborear el néctar de las flores. Nos llegan noticias desesperadas de los apicultores que cuentan que sus abejas domésticas están enfermando por un virus, que se mueren, que no aguantan con tanto plaguicida. Esto también les está sucediendo a las diferentes especies polinizadoras salvajes por la destrucción de sus hábitats y los grandes monocultivos. Recuperar la vida silvestre y la vegetación natural de flores y bosques es clave.

En la península de Yucatán (México) lo tienen claro, el rescate de la abeja Melipona recibió un importante impulso con la apertura de seis meliponarios en igual número de comunidades mayas de la zona.

“Más que un asunto productivo, nuestra meta es, antes de todo, social y cultural para restituir en las comunidades una herencia y un patrimonio cultural”,  informó la presidenta de la “Fundación Melipona Maya”, Stephanie Palmieri.

 

¿Pero qué acciones podemos hacer nosotros para ayudar a las abejas?

  • Promueve las Especies de plantas Autóctonas y variadas. Si tienes una finca o jardín, planta plantas nativas de toda la variedad de tipos y colores para favorecer la diversidad. Recuerda que las plantas autóctonas están mejor adaptadas a tu clima que aquellas exóticas. De distintos tamaños de floraciones, desde tamaños de 2 milímetros a otras de hasta 2,5 centímetros, pues un solo tamaño no abarca a todos los polinizadores.

 

  • Continuidad de floración estacional. La elección de las plantas también debe cubrir con floraciones cada estación del año (primavera, verano y otoño, principalmente). Algunas especies de abejas se mantienen activas todo el año, otras solo en primavera y verano, y todas necesitan alimentarse sea la fecha que sea.

 

  • No te pases con los químicos. Los pesticidas afectan a más especies de las que dicen en el etiquetado, y no todos los animales son plagas. Una buena estrategia para usar menos químicos, según muchos agricultores, es incluir plantas que atraen a insecticidas naturales, junto con una barrera biológica —método según el cual se añaden plantas que de forma natural repelen las plagas, como el ajo para los pulgones o la albahaca para las plagas en los tomates—. Hacer un buen uso del abono y mantener la tierra rica en nutrientes puede ayudar también a los sistemas inmunes de las plantas.

 

Por último quería dejaros aquí un vídeo que hizo Greenpeace España, mostrando su implicación con este tema. Merece mucho la pena. 

Feliz semana #Greenlovers, si tenéis alguna duda déjanos un comentario 🙂 y hasta el próximo post.

 

 

¡Déjanos un comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba