PEQUEÑOS CONSEJOS PARA EL CUIDADO DEL GERANIO

Los geranios son los verdaderos campeones de la floración, y es justo por eso que esta planta es el ojo derecho de miles de balcones españoles, ya que su versatilidad y facilidad de adaptación en diversos ambientes la convierten en la planta perfecta para quienes apuestan por decorar algún rincón de su hogar de forma natural.

Existen más de 400 variedades de esta planta. Los más conocidos son Brocade, Interspecific, Grandiflora, Peltatum y Zonal.

Por ello hemos querido dedicar este artículo al geranio, y así deciros cómo plantarlos y cuáles son los mejores cuidados que tenemos que darle para que esta maravillosa planta llegue a su máximo esplendor.

¿Dónde y cómo debo plantarlos?

Aquí os dejamos algunas directrices a seguir para la plantación del geranio.

  • Ten en cuenta que aunque los geranios pueden vivir en espacios con mucho o poco sol, no suelen llevarse muy bien con ambientes muy húmedos. Es por eso que deben ser sembrados después de las temporadas de heladas. Una vez que crezcan lo suficiente, podrán soportar bajas temperaturas.
  • Si prefieres plantarlos cuando ya han crecido, puedes adquirirlos en tu centro de jardinería más cercano.
  • Estas plantas pueden crecer tanto en macetas como en jardines, pero es importante que sean plantadas en un lugar en el que reciban mucho sol (entre 5 y 9 horas al día).
  • Si vas a elegir una maceta, procura que sea de barro para garantizar el drenaje de la planta.
  • Para potenciar el crecimiento de su floración te aconsejamos preparar la tierra, preferiblemente con una capa de abono. 
  • Crea pequeños hoyos de 3 centímetros para introducir las semillas. Los hoyos deberán tener mayor profundidad para que las raíces no queden aplastadas unas con otras.
  • Dependiendo del tamaño de cada planta, deberás separar los hoyos un poco más entre ellos, para darles libertad de crecimiento. Cubre los hoyos con tierra y riégala un poco.
  • Si estás traspasando geranios desde una maceta hasta el jardín o hasta otra maceta, recuerda no tirar de la planta bruscamente, sino realizar el proceso de la forma más cuidadosa posible para evitar maltratos que puedan desencadenar daños en tu planta. Al tenerla ya en tu jardín, no cubras el tallo con tierra, ya que puede pudrir toda la planta.
  • Elige una maceta adecuada al tamaño del geranio, ya que si la maceta es demasiado grande, la planta gastará la mayoría de sus esfuerzos en enraizar en lugar de dar exuberancia a sus hojas y flores.
  • Asegúrate de que la maceta cuenta con agujeros de drenaje del agua en la parte inferior. En caso de que no tenga, deberás hacerlos tu mismo/a.
  • Cubre el suelo de la maceta con grava gruesa para que el agua no se estanque en el fondo y pudra las raíces.
  • Coloca el sustrato encima de la grava hasta 2 centímetros del borde de la maceta para que tengas sitio al regarla.

 

¿Cómo puedo cuidarlos?

 

  • Recuerda que la cantidad de veces que debes regar tus geranios dependerá mucho del clima. Si estás en un ambiente soleado, la tierra se secará más rápido, pero si hay bajas temperaturas o invierno, debes reducir esta práctica para evitar que se pudra.
  • Debes regarlo 2 veces por semana si hay un clima cálido y una vez por semana si el clima es templado.
  • Retira siempre las hojas, tallos y flores muertas, ya que estas malgastan nutrientes y energía que pueden aprovechar las partes aún sanas de tu planta.
  • Agrega abono alrededor de los geranios al menos una vez al año. Si lo haces más de una vez, tendrás mejores resultados.
  • Si tus geranios están plantados en el jardín al aire libre y se acerca el invierno, lo recomendable es que los traspases a una maceta hasta que pase la temporada fría.
  • Protégelos de las precipitaciones. Al no tolerar muy bien la humedad, la lluvia, nieve y otros tipos de precipitaciones pueden provocar que se pudran. Es por esta misma razón, que se debe evitar también regar directamente sobre las hojas y flores.
  • En caso de ser infectados con algún insecto, retira rápidamente las zonas dañadas y aplica tu insecticida usual.

 

Esperamos que estos pequeños consejos os ayuden en el cuidado del geranio. 🙂

 

Para cualquier duda ya sabéis que nuestro departamento estará encantado de atenderos. ¡Dejadnos un comentario!

¡Déjanos un comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba