MERMELADA DE KUMQUAT PARA LOS DÍAS DE PICNIC

Con la llegada de la Semana Santa es tiempo de paseos familiares o con amigos y de pasar el día fuera de casa para disfrutar de la primavera.

Muchos de vosotros iréis a pasar el día al campo, de picnic o simplemente decidís quedaros en casa disfrutando de la tranquilidad y de las vacaciones. Pues bien, nosotros no somos distintos y es por eso por lo que hemos decidido compartir con vosotros algunos de nuestros trucos para pasarlo bien en el mundo de la naturaleza. Así que ya podéis dar la bienvenida a las recetas de ‘La Tía Pepi’.

Nuestra Pepi es toda una cocinitas y siempre nos instruye en su saber hacer sobre nuevas recetas del mundo culinario y cuanto más naturales ¡mejor!. Esta de la que os vamos a hablar ya tiene un tiempo, pero hemos pensado que es la idónea para la época.

Las mermelada de Kumquat tiene sus peculiaridades, pues en cada lugar se prepara de una forma, todas coinciden por lo general, pero siempre se puede tomar uno algunas libertades.

Por eso nosotros os vamos a dar la receta de la propia Tía Pepi, que consideramos que es la mejor y siempre ha quedado con un grandioso gusto.

Mermelada de Kumquat

Para hacer la mermelada de Kumquat necesitamos tan solo 3 ingredientes:

  • 500 gramos de kumquats
  • 150 gramos de zumo de naranja
  • 250 gramos azúcar

Vamos a describir su preparación en 6 sencillos pasos:

  1. Se lavan los kumquats, se parten en dos mitades y se extraen las semillas.
  2. Exprimimos el zumo de 50 gramos de Kumquat y aprovechamos  los restos retirando las semillas.
  3. Igualmente exprimimos una o más naranjas hasta conseguir 150 gramos de zumo.
  4. Depositamos en una olla las partes de Kumquat, el zumo de naranja y el zumo de Kumquat, añadimos 150 gramos de azúcar y dejamos macerar durante unas 3 horas.
  5. A continuación colocamos la olla al fuego fuerte hasta que comience a hervir, después bajamos la fuerza del fuego al mínimo y dejamos cocer durante unos 45  minutos, removiendo cada 5 minutos; si la textura es muy líquida podemos mantener el fuego durante otros minutos, hasta conseguir una textura más espesa.
  6. Se deja enfriar y antes de colocar en tarros, podemos triturar más o menos intensamente, según gusto. Los tarros previamente se han desinfectado en agua hirviendo durante unos minutos, y una vez llenos y bien cerrados se colocan en una olla plana cubiertos por entero de agua y se lleva a ebullición durante unos 30 minutos.

Sólo queda dejar enfriar y preparar unas finas tostadas caseras para deleitarse con la mermelada de Kumquat de la tía Pepi.

¡Buen provecho!

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: