Cuidados para las plantas cuando empieza el calor

Buenos días Greenlovers!!

 

Empiezan los días buenos, el sol, las tardes largas y con ello el calor. Como sabemos que el sol para las plantas es ideal, pensamos que cuanto más sol mejor, y no mi greenlovers. Los fuertes calores del verano pueden resultar para las plantas tan perjudiciales como los fríos del invierno.

Por ello, para cuidarlas es preciso tener en cuenta algunos consejos.

En este post vamos a contaros algunos consejos para lograr un riego efectivo durante la época estival y otras recomendaciones para proteger a las plantas del calor, relacionadas con la exposición al sol.  Si bien es en esta estación cuando la mayoría de las especies experimentan su ciclo de floración, las altas temperaturas, la acción de los rayos del sol y los bajos niveles de humedad pueden hacer que lo pasen mal, se sequen e incluso que mueran.  

 

El verano es una época dura para las plantas en regiones calurosas.

 

RIEGO

  1. Riego abundante y lento,  para suministrar una buena cantidad sin que el sustrato se encharque. El encharcamiento es tan malo o aun peor que la falta de agua.
  2. Hay que respetar los horarios para el riego (por la mañana temprano, por la tarde cuando ya se ha puesto el sol o durante la noche). Esto se recomienda a lo largo de todo el año, pero en el verano es casi imprescindible.
  3. Las plantas en macetas necesitan más riego que las situadas en el suelo. Además, las plantas en macetas de cerámica o de otros materiales porosos, así como de boca grande, precisan más agua que las ubicadas en tiestos de plástico o de boca más pequeña.
  4. Instale un sistema de riego programado por goteo y evitará que sus plantas sufran riesgos innecesarios, especialmente cuando se ausente por vacaciones.

OTROS CUIDADOS A TENER EN CUENTA

  1. No es recomendable que abone en las semanas de más calor. En cambio, un buen abonado (no excesivo) durante la primavera, contribuirá a que las plantas estén sanas y fuertes y, por lo tanto, resistan mejor las altas temperaturas.
  2. El acolchado o mulching, consiste en cubrir la superficie del sustrato con algún elemento que favorezca la retención de humedad y proteja las raíces de las temperaturas extremas. Puede usar corteza de pino, áridos decorativos o piedras planas.
  3. Es conviene colocarlas en sitios luminosos pero que no reciban el sol directamente. Debe situar las plantas en un lugar adecuado. Lo que recomendamos es moverlas en verano a una zona más sombreada y fresca. Utilice toldos y mallas de sombreo. Con estos recursos evitará que se quemen las plantas y creará un ambiente fresco, con menor pérdida de agua. También conviene, si es posible, alejar las macetas de las paredes, ya que estas irradian calor cuando están expuestas a altas temperaturas.
  4. Agrupe las plantas. Si coloca muchas plantas muy juntas en un rincón podrá conseguir un ambiente húmedo por la suma de las evaporaciones de cada una.
  5. Refréscalas con pulverizaciones, para crear un ambiente más húmedo y fresco, las pulverizaciones con agua son un buen recurso.
  6. ¡LO MÁS IMPORTANTE! Se debe prestar atención a las hojas y flores marchitas, para podarlas lo antes posible y evitar que la planta les destine (y desaproveche) humedad y nutrientes.

 

Si también os preocupa que hacer con las plantas cuando os vayáis de vacaciones, entrad rápidamente en este post, aquí os cuentan muchos trucos para que tus plantas sobrevivan a tus vacaciones.

¡Esperamos que os sirvan estos consejos y que vuestras plantas estén perfectas todo el verano!

 Hasta el próximo post, y si tenéis cualquier duda dejadnos un comentario 🙂

 

¡Déjanos un comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba