7 CONSEJOS PARA CUIDAR TUS PLANTAS EN LOS MESES MÁS FRÍOS

A todos nos gusta presumir cuando nuestro jardín luce verde y brillante, pero hay momentos del año en el que debemos prestarle más atención para que siga luciendo increíble y no se arruine por las lluvias y el frío.

El comienzo del otoño marca la bajada de las temperaturas, y es ahí cuando debemos hacer un esfuerzo extra para proteger a nuestro jardín que tanto tiempo nos ha costado mantener y no queremos que el frío nos lo estropee.

A continuación vamos a dar unas claves y consejos para que vuestro jardín resista a las fuertes heladas y fríos del invierno.

  1. En esta época es necesario que la cantidad de riego sea menor, hay que regar solo cuando sea necesario, es decir, cuando notes que la tierra está seca. Además, trata de regar en el momento más cálido del día, que suele ser a mediodía.
  2. Aumenta la humedad ambiental colocando recipientes con agua alrededor de las plantas, otro método para aumentarla es pulverizar las plantas con agua tibia. (Si la planta tiene flor, cúbrela con un cartón antes de pulverizarla con agua tibia para no dañarla).
  3. Es recomendable que a las plantas más vulnerables (aquellas que toleran menos las heladas) se les cubra con una tela o plástico, sobre todo por las noches o en los días de fuertes heladas. En el caso en el que no se pudiera cubrir, una opción es colocar algún tipo de material aislante en la maceta. Y es muy recomendable que, para cubrirte en salud, las coloques cerca de una pared o entre arbustos, para que puedan darle cierto calor y cubrirlas del frío.
  4. Existen ciertas especies de jardín que no toleran el frío, y por mucho que nos esforcemos en protegerlas, acabanmuriendo. Si ese es el caso con alguna de tus plantas, la mejor alternativa es que las coloques en el interior de tu casa, donde se puedan mantener a una temperatura óptima.
  5.  Si finalmente has recurrido a colocar tus plantas dentro de casa, te aconsejamos que se encuentren cerca de una ventana o entrada de luz, y evitar a toda costa colocarlas cerca de estufas y radiadores. La temperatura ideal para la inmensa mayoría de las plantas ronda los 16-18º C, prefiriendo que durante la noche sea algo más baja.
  6. Si vives en una ciudad donde llueve habitualmente, presta especial atención a las plagas de hongos, que suelen aparecer en zonas con exceso de humedad.
  7. A pesar de estos consejos, dependiendo la zona en la que se viva o el tipo de planta, los cuidados a llevar pueden variar mucho, por lo que siempre recordamos acudir a un vivero o centro de jardinería cercano para que te asesoren. ¡También puedes dejarnos un comentario y te resolveremos tus dudas sin problema!

Esperamos que el frío no os pille desprevenidos y apliquéis estos consejos para que en primavera vuestro jardín vuelva a lucir increíble. No debemos olvidarnos de que son seres vivos y que también requieren atención. ¡Las cosas más bonitas son las más floridas!

Pero si quieres aprender a hacer gel de aloe vera y tener, en caso de emergencia, una reserva en tu nevera, no te pierdas este blog.

¡Esperamos que, llueva, truene o granice, vuestro jardín sea la envidia del vecindario!

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: